jueves, 31 de diciembre de 2009

2009 y los amigos

A vísperas de recibir el 2008 me dedicaron una cumbia muy cómica, decía algo así como "♪ Yo no olvido al año viejo, porque me ha dejado cosas muy buenas ♫" En mi caso era la pura verdad, el 2007 me había dejado cosas muy buenas, como para bailar y no olvidar. El 2009 lo recibí en una fiesta y para mi sorpresa alguien puso a las 12 la misma canción y me di cuenta que aún celebraba lo que el 2007 me había traído. Seguía agradecido y bailando.

El 2009 me revolcó algunas veces. Me dejó confundido, aturdido y desolado otras tantas. El 2009 trajo cosas muy buenas, claro, pero no veo la hora que llegue el 2010. Es más, es tanta la emoción de voltear la página que es probable que me disfrace de tigre este 31 y no me quite el disfraz hasta el año nuevo chino, pues es el año del gran felino en el horóscopo chino.

En este 2009, que no fue del todo grato, los amigos han sido de lo mejor. La amistad siempre alegra la vida. La gente querida nos ayuda a levantarnos más rápido. No quería despedirme del año viejo sin besarle las dos mejillas y darle las gracias por la gente amiga y querida que fueron de lo mejor del año que se va.

Dedicado entonces para mi amiga fifth dimension que es casi un ángel de la guarda (ella me sugirió que escriba este post). Para mi amigou (a mi gourila te pareces broder). Para el amigo que siente que entre amigos las semanas son como horas, los meses como días y los años como semanas (espero verte la próxima semana amigo). Para el amigo que tiene un perro que baila salsa (y lame la cara). Para los gabachos que siempre dicen que van a llamar (pero puras habas nunca llaman). Para los amigos que son como tíos queridos y para sus hijos que son como primos. Para el gran amigo que es como mi abuelo. Para mi hermana del alma con quien tenemos pendiente unos brindis con "alma de 20 plantas" (que terminarán siendo 21). Para los amigos que son como familia y para los familiares que son como amigos. Para la gente que le gusta jugar con los perros y no les importa ensuciarse. Para las familias de mis amigos que lo conocen a uno desde siempre. Para los amigos que no se cansan de ver y hablar de 'El Señor de los Anillos'. Para los devotos del Habana Club de 7 años de añejamiento. Para mis amigos adictos a los discos. Para mi amigo de culto. Para la 'bandida' que cada vez que llama todos se alegran y bailan. Para los profes que son amigos. Para mi miss del jardín de la fotografía. Para los amigos de obturador, diafragma, chelas y luz. Para los amigos que saben los diálogos del Fantasma del Espacio de memoria. Para el profe que siempre aconseja llevar "una pierna de repuesto". Para la niña que me escribió un mensaje por mi cumpleaños y ha prometido leer el Hobbit (es para ayer!!). Para los amigos tai chi chuan. Para 'el lama chicha' que me enseñó a meditar. Para el querido y noble "brujo maldito". Para los patas que estaban en el carro esa vez que nos paró el tombo. Para los amigos del Vajra. Para mi amigo que mató al arlequín (un hombre horrendo y ruin) y espera por sus materiales (están en camino). Para la muchacha con la que nos hicimos amigos mientras nos reíamos del análisis de la canción de Porky ("nuestro rey, favorito, sin igual"). Para mi amiga con compatibilidad musical "muy alta" (comprobada por last.fm). Para el amigo que se compró un carro y no sabía manejar. Para la amiga con la que una vez nos dimos la mano para sellar nuestra amistad. Para la amiga que come lentejas con cuchara. Para la amiga con la que caminamos una noche desde 'Javier' hasta Chacaltana (porque gastamos toda la plata en chelas). Para la amiga por quien madrugaba para pasear a los perros y dábamos largas caminatas por el malecón (y hasta la playa en los mejores días). Para la 'ladrona' que lleva un zorrito como símbolo de "un tiempo feliz". Para la locona que es madre de un monseñor y un joven anime (qii tini di mili). Para mi pata que es padre de dos pac-man que se comen todo (que boniiito). Para el amigo de Endor. Para los seguidores de ‘Yisus’. Para los recontra legales. Para la amiga de la clase de Inglés que todo le parece "tenaz". Para los amigos de infancia, la gente buena onda y las hormigas. Para los cubiches de West Palm. Para los chuncos. Para la amiga de la costa oeste que me recuerda a la Niña Mala. Para los amigos de este blog. Para los amigos olvidados y los que se repiten en este post. Y de todo corazón para el amigo que nos dejó, nos dio tanto y es un privilegio haber compartido con él.

Feliz año a todos. Los dejo con la canción mencionada para que canten y bailen.
Chau 2009.


"El año viejo"/Tony Camargo

2 comentarios :

Sandra dijo...

los amigos hacen tantas cosas cheveres. son el motivo, en realidad. un abrazo mi broder.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.